Dra. Mayela García: Un nuevo Atlas Histológico a la medida del estudiante

Por Óscar Ureña García



“Es un libro facilitador. El estudiante no tiene que buscar y saltar de un atlas a otro. La ventaja es que este lo guía, para enseñarle en su contexto”, comentó la doctora María Mayela García, a propósito de su nuevo libro Atlas Histológico y guía de trabajo, que ya está a punto de aparecer publicado por la Editorial de nuestra Universidad y como bibliografía del curso Histología I de la carrera de Medicina.

“La Universidad San Judas Tadeo está creando bibliografía para sus propios cursos. Esto es sumamente positivo porque el material que va a tener el estudiante, está pensado para el curso. No es una adaptación ni una traducción, es una obra pensada para ellos”, comentó.


Sobre la autora

Este no es el primer libro que publica la doctora García: en 1980 editó Prácticas de Embriología Humana; en 1999 Anatomía para estudiantes de odontología; en 2002-2003, Biología; y, en 2009, Historia de la odontología. Además de una gran variedad de artículos académicos publicados en diferentes revistas especializadas en ciencias de la salud.

Su currículo la respalda: estudió Biología en la Universidad de Costa Rica, donde se graduó como Bachiller en 1974. Recién egresada, fue designada como profesora adjunta del Departamento de Anatomía de la Facultad de Medicina de la Universidad de Costa Rica. Luego pasó a ser profesora en la Escuela Autónoma de Ciencias Médicas. Ahí mismo alcanzó, con honores, el grado de Máster en Anatomía (Morfología humana), en 1988. Y, en 1999, obtuvo otra maestría en Historia de la Medicina, en la misma institución.

Ha dictado conferencias sobre las bases estructurales de la función celular en la Universidad de La Frontera, Chile. Y sobre el desarrollo temprano en los ventrículos cerebrales, en el II Congreso Internacional de Anatomistas del Pacífico, en Beijing, China.

Actualmente es profesora e investigadora de nuestra Universidad e imparte los cursos de Anatomía I y II, Embriología e Historia de la Medicina y está preparando un libro para el curso de Embriología.

Un material para los estudiantes

Nos sentamos a conversar con la doctora García para profundizar en la metodología de su nuevo libro y la importancia que tiene para los estudiantes de la Universidad Federada San Judas Tadeo.

¿Qué metodología se utiliza en este Atlas Histológico?

La que permite aprender por medio de la práctica. Los cursos de morfología tienen que ser muy visuales, porque los estudiantes tienen que comprender la complejidad de la estructura y eso no es algo sencillo. Lograr imaginarse verdaderamente cómo está estructurado un órgano o un tejido, es algo que, al principio, es bastante difícil para el estudiante.

El libro se estructura con una base teórica, centralizada en el laboratorio, que se realiza en el curso con la parte práctica. Ellos tienen láminas con las cuales se les asignan ejercicios. Así se pasa de la teoría a la práctica. Lo que vemos en la clase teórica, ellos lo pueden reforzar con los ejercicios del laboratorio.

Algo importante es que todas esas láminas son realizadas íntegramente por los estudiantes de la Universidad. Son fotografías nuestras, tomadas por el estudiante Álvaro Solís.

¿En qué se diferencia este Atlas de los demás?

Este está diseñado para el estudiante de la Universidad Federada San Judas Tadeo. Este libro está pensado para el curso de Histología I. Esa metodología, enfocada para nuestros estudiantes, lo diferencia.

Según tengo entendido, este es el primer libro de Histología con estás características en nuestro país. Lo cual es bastante positivo, porque nuestra Universidad está creando su propia bibliografía pensada para los cursos.

En realidad, los atlas histológicos no abundan. Por lo tanto, crear uno centralizado en el curso de Histología de esta institución, es ya diferenciarlo del resto.

¿Qué importancia tiene para los estudiantes de nuestra Universidad?

Ahí está todo lo que necesitan par el curso. Está hecho para ellos. No hay traducciones, es un trabajo escrito en su idioma y en su país.

Además, tiene un gran apoyo visual. Eso logra que el estudiante no aprenda de memoria palabras, sino que aprenda conceptos, que serán reforzados de manera visual. En este Atlas, tienen más de 300 imágenes de tejidos y órganos a su disposición.

Insisto: crear la propia bibliografía para los programas de los cursos, es lo ideal. No es lo mismo que el estudiante tenga que ver conceptos en un libro de la Universidad de Leipzig, Alemania, a que estudie con un libro pensado para su contexto, país y Universidad. Este es un libro cuya nomenclatura es la misma que el profesor utiliza. En ocasiones, se ven conceptos en clase, pero en los atlas histológicos extranjeros tienen otro nombre y eso crea confusiones en los estudiantes. Con este nuevo material, nos ahorramos inconvenientes y reforzamos los conocimientos pertinentes.

¿Y para usted qué significa?

¿Para mí?… Es regalarme la alegría.