Sonrisas, afinidades y amores en la U

Por Óscar Ureña y Stefany Castro

Además del lugar donde definimos el futuro, laU es un lugar de encuentro. Un lugar donde nosotros, los estudiantes, encontramos afinidades y afectos, los que han de durar, o los efímeros, los que apenas resisten el tiempo. Las simpatías en el curso o la carrera, o las que, nacidas en el aula, la soda o los pasillos, permanecen aún más allá. Las amistades de un día y las que nos acompañarán toda la vida. El simple intercambio de sonrisas que se transforma en una especie de transcurso hermoso. Y el amor, ese que hace que dos miren en una misma dirección. Lo cierto es que, en un caso o el otro: en lo que solo es demostración de afecto o momentáneo acercamiento, un agarrarse las manos o un intercambio de tareas, emoción contenida o un decir adiós: todo eso, todo, lo simple o lo tremendo, sabiéndolo o no, va a quedar en cada uno de nosotros para siempre.