Rodrigo Carazo y Luis Guillermo Solís, ¿gobiernos paralelos?

Rodrigo Carazo gobernó el país en el periodo 1978- 1980. Mientras que Luis Guillermo Solís llegó al poder para administrar la nación en el periodo 2014-2018. Fotos: Asamblea Legislativa y elpais.cr, respectivamente.

Rodrigo Carazo gobernó el país en el periodo 1978- 1982. Mientras que Luis Guillermo Solís llegó al poder para administrar la nación en el periodo 2014-2018. Fotos: Asamblea Legislativa y elpais.cr, respectivamente.

Por: Nancy Dobles Morales, estudiante de Bachillerato en Periodismo

En 1976 se forma el partido Coalición Unidad con la firme convicción de hacer un cambio en la forma en como se encaminaba el país y cansados de dos gobiernos seguidos de Liberación Nacional, el de José Figueres Ferrer y el de Daniel Oduber. Muchos de ellos eran democristianos, conservadores, liberales y liberacionistas disidentes.

Llega entonces al poder el 8 de mayo de 1978, el simpático y sonriente, además de guapo (según muchas mujeres), don Rodrigo Carazo Odio, de la oposición, quien era liberacionista (aunque sus padres calderonistas) y, además una persona que, según algunos cercanos colaboradores, no sabía escuchar los consejos que le daban no sólo los economistas de su partido, sino también personas preocupadas durante la crisis de su gobierno.

El país crecía económica y socialmente por el bienestar que producido por decenas de instituciones que se formaron entre el 60s-80s (cuarenta y ocho instituciones para ser precisos), y que ayudaban al progreso del país. Socialmente la gente exigía más, por eso el creciente aumento de las huelgas y protestas: más de ochenta huelgas durante los dos últimos años de la administración Carazo Odio (de 1978 a 1982).   Y hasta se comentó de posibles  ataques terroristas, el mismo ex presidente Carazo lo dice en su Libro Tiempo y Marcha, cuando habla de un posible sabotaje a una avioneta del gobierno el 14 de marzo de 1980, cuando el se dirigía a la Zona Sur.

La situación económica del país desde 1970, con el agotamiento del Modelo de Sustitución de Importación (MSI), a lo que se aunó el primer shock del petróleo a principios de esa década y después un segundo shock en los finales, arrastraba piedras, palos y un poco de barreal, que se le juntó al entonces presidente de 1978, Rodrigo Carazo. No todo fue culpa de Carazo. Él enfrentó una de las  peores crisis económicas en la historia de Costa Rica.

La población quería un cambio en 1978, como lo quería el pasado 8 de mayo de 2014, cuando los costarricenses, después de dos gobiernos de Liberación Nacional, Óscar Arias primero y después Laura Chinchilla, votaron masivamente por Luis Guillermo Solís, candidato del Partido Acción Ciudadana.

Curiosamente,  parecido a lo vivido hace 35 años, el actual mandatario de Costa Rica asumió después de dos gobiernos de Liberación, también con la finca embarrialada. Luis Guillermo, una persona igualmente carismática, que fue ganando popularidad poco a poco y que también perteneció a Liberación Nacional, pero que llega a la Presidencia de la República como candidato del Partido Acción Ciudadana (PAC).

Ambos presidentes tuvieron una formación educativa bien custodiada por sus madres, las dos educadoras, que les inculcaron el amor por la lectura. Los dos fueron presidentes de la República pasados ya sus cincuenta años, Rodrigo Carazo con 52 y Luis Guillermo Solís con 56.Los dos provenían del Partido Liberación Nacional (PLN), se declararon grandes admiradores de don Pepe y, finalmente, ganan las elecciones al partido en que militaron con partidos relativamente nuevos.

Lógicamente, a cien días de gobierno, muchos esperan que este presidente si sepa escuchar y no sólo eso, que también sepa actuar, independientemente de la popularidad que lo llevó a la presidencia, al igual que la tenía el “Macho Carazo”, como le decía el pueblo.

Carazo llegó a la presidencia con una gran popularidad y terminó su administración con uno de los más bajos niveles de apoyo en la historia del país. Don Luis Guillermo también llegó al poder con un gran respaldo del electorado. Por primera vez, un candidato obtuvo más de un millón de votos en las urnas… La pregunta es, ¿cómo terminará el gobierno del actual presidente? Sólo queda esperar…