Jackeline y Jonathan: Una historia compartida en la carrera de Medicina

DSC_0014

Por Sharon Villalobos González.

Jackeline Malca es panameña y Jonathan Rodríguez estadounidense. En 2006, ambos tomaron la decisión de estudiar Medicina en Costa Rica y ambos tomaron la decisión de estudiar Medicina en la San Judas Tadeo.

Sin saber qué les esperaría, en un país desconocido, se conocieron en los pasillos de otra universidad y, casualmente en 2009, se volvieron a encontrar en las aulas de la San Judas Tadeo.

Hoy, Jackeline y Jonathan tienen 28 años y hace nueve años son grandes amigos. Asisten tres veces por semana al hospital de Grecia para recibir clases de Ginecología. El resto de los días los pasan estudiando para aprobar esta última materia. En dos semanas terminan su último cuatrimestre de la carrera de Medicina y, con el nuevo año, inician internado rotatorio hospitalario.

“De la universidad yo me enteré porque muchos de mis compañeros de la antigua universidad se estaban pasando para acá. Entonces me comentaron que aquí había muchas más facilidades para los estudiantes extranjeros y me dijeron que les daban más oportunidades”, manifestó Jackeline.

Por su parte, los papás de Jonathan también son estudiantes de medicina y decidieron matricular en nuestra U.

Con el paso del tiempo, asegura Jonathan, notaron que el desarrollo de los cursos involucraba más a los estudiantes y eso “provoca que nos sintamos más cómodos y podamos aprovechar el aprendizaje y aprobar con mejores notas las materias”.

Desde que se conocieron, Jonathan y Jackeline matricularon todos los cursos juntos y se hicieron grandes amigos casi sin darse cuenta.

“Nos hicimos muy amigos porque tenemos muchas cosas en común, pero también nos diferenciamos en muchas otras. Nos llevamos muy bien y creo que nos complementamos, porque yo soy muy extrovertida y él es muy callado.” 

Además, la familia de Jonathan ha sido un gran apoyo para Jackeline. “Ellos me han ofrecido un segundo hogar”, indicó agradecida.DSC_0018

A pocos días de aprobar el último curso de la carrera y, además, considerado uno de los más difíciles. Estos dos compañeros hacen un rápido recorrido por lo vivido y coinciden que han pasado por momentos altos y bajos.

“Todo depende mucho del esfuerzo que uno haga como estudiante pues, carreras como medicina implican mucho tiempo”, dijo Jonathan. “Además”, aportó Jackeline, “la universidad te da todas las herramientas y nosotros tenemos que saber cómo utilizarlas y como potencializarlas.

“Realmente nos sentimos muy satisfechos. Nuestro sueño era estudiar Medicina y, a pesar de que no ha sido fácil, nos sentimos preparados y tenemos el conocimiento suficiente para ejercer y brindarles servicios a los demás”. 

Jackeline y Jonathan realizarán el internado en Costa Rica y el examen del Cendeiss en noviembre de este año. Ambos se están preparando desde ya.

Después de graduarse el destino separará a estos grandes amigos: Jackeline quiere especializarse en Cirugía y Urología, mientras que Jonathan quiere estudiar, en Florida, Medicina Forense.