Primera Asamblea de Profesores de Medicina del 2017

Camino ya a la acreditación

La licenciada Fabiola Quiroz (de pie), le explica a los profesores de Medicina las etapas del proceso de acreditación.

La licenciada Fabiola Quiroz (de pie), les explica a los profesores de Medicina las etapas del proceso de acreditación.

 

Por Andrey Araya Rojas

 

“El hecho de que ustedes, los profesores, estén con nosotros, nos ayuda de muchas formas. Este proceso de transformación es muy importante y queremos hacerlo juntos”. Así se dirigió el doctor Pablo Sibaja, decano de la facultad de Medicina y Cirugía, a los profesores que asistieron a la primera Asamblea de docentes de esta escuela, el pasado 8 de mayo.

El objetivo era informar a los profesores sobre el proceso de acreditación ante el Sistema Nacional de Acreditación de la Educación Superior (Sinaes), así como sensibilizarlos sobre la necesidad de seguir involucrándose en las acciones que están emprendiendo la Universidad y la escuela de Medicina para conseguir esta meta.

La reunión, presidida por el doctor Sibaja, contó con la presencia de la doctora María de los Ángeles Echeverría, coordinadora de la carrera, y el doctor Alfredo Sánchez, director de Investigación y Docencia. También contó con la intervención de la licenciada Fabiola Quiroz, encargada del departamento de Calidad.

 “Todos ustedes han contribuido de manera importante, llenando las encuestas, presentando sus atestados curriculares, atendiendo los diferentes informaciones que se les han pedido y asistiendo a estas reuniones. Creo que todo es fundamental para no poner en riesgo este proceso”, agradeció el decano.

Sibaja explicó a la Asamblea que la acreditación  potenciará el crecimiento de la facultad.

“Tener el visto bueno de que nos apegamos a los más elevados estándares de calidad, les confirmará a los estudiantes que nosotros fuimos su mejor elección para llevar esta carrera. También nos permitirá cambiar, dentro de los estatutos, ciertos aspectos que son de gran impacto, por ejemplo, modificar algunos de los programas académicos, incorporar materias que no están incluidas, entre otros”, y añadió que la acreditación les permitiría extenderse más allá del campus universitario.

Etapas del proceso

Por su parte, Quiroz les explicó a los docentes la etapa por la que va el proceso de acreditación. Mencionó que la evaluación interna, la cual involucró encuestas a estudiantes y profesores, dio valiosos insumos para terminar el informe que debe presentarse ante el Sinaes.

“La encuesta fue muy satisfactoria, y estamos muy contentos por la respuestas que obtuvimos de los estudiantes y docentes, ya que evidencia no solo el compromiso, sino también la satisfacción que sienten de formar parte de la comunidad universitaria”, enfatizó.

De izquierda a derecha, el doctor Alfredo Sánchez, doctor Pablo Sibaja, doctora María de los Ángeles Echeverría.

De izquierda a derecha, el doctor Alfredo Sánchez, doctor Pablo Sibaja, y la doctora María de los Ángeles Echeverría.

Una de las etapas más importantes es la visita de los pares. Se trata de tres expertos extranjeros que evaluarán a la facultad.

Ellos harán un recorrido por las instalaciones, durante el cual visitarán a algunos profesores en el aula para ver la relación de los docentes con los estudiantes y corroborar que se esté cumpliendo el programa, pero también pueden ser convocados de forma aleatoria para tener conversaciones individuales.

“Esto quiere decir que uno de los objetivos de la visita de los pares es poder abrir espacios con ustedes para conocer la percepción de estudiantes y profesores sobre la carrera, así como el conocimiento que tienen de las normativas”, detalló Quiroz.

Los pares realizarán otras dos visitas importantes: una al hospital México, en donde conversarán con los docentes que ayudan con las rotaciones del internado, y otra a la Clínica de la Casa de Socorro, donde se brinda atención primaria a las comunidades de Lomas del Río y Rincón Grande de Pavas.

El doctor Sibaja resaltó el papel que juegan los profesores en el camino a la acreditación, ya que ellos se convertirán “en el rostro de la universidad ante los pares”.

Por otro lado, la doctora Echeverría le recordó al cuerpo docente que en este proceso el orden es sumamente importante, y los profesores deben estar al tanto de entregar a tiempo las notas, leer el programa con los estudiantes, así como entregarles los exámenes, trabajos de investigación y pruebas cortas que se realicen, una vez calificados.

Percepción positiva

El doctor Sánchez afirmó que la percepción de los docentes es bastante positiva, lo que constituye una evidencia de que existe una alta satisfacción de parte del profesorado, que siente que el proceso académico fluye bien, además de que se les permite impartir su cátedra sin exigencias arbitrarias ni incomodidades innecesarias

“Claro que siempre hay oportunidades de mejora, así que les solicitamos trabajar en conjunto para eliminar cualquier inconveniente. Es importante que cualquier duda e inquietud que tengan la conversen con las autoridades académicas”, recalcó Sánchez.