Estudiante de nuestra U gana por tercera vez Punto y Aparte

Humanicé mi reportaje como lo aprendí en la San Judas, dijo la ganadora

Verónica Ramos, ganadora de la cuarta edición de Punto y Aparte, agradeció a la San Judas Tadeo por la formación recibida.

Verónica Ramos, ganadora de la cuarta edición de Punto y Aparte, agradeció a la Universidad San Judas Tadeo por la formación recibida.

 

Por Andrey Araya Rojas

 

Verónica Ramos se convirtió anoche en la ganadora de la cuarta edición del programa Punto y Aparte. Con esto, la estudiante de la licenciatura en Comunicación de Masas de la San Judas Tadeo no solo obtuvo para sí un importante triunfo profesional, sino que coloca a esta universidad en el podio de los ganadores, pues de cuatro convocatorias en las que participan escuelas de periodismo del país (estatales y privadas), en tres oportunidades los estudiantes de esta institución han resultado ganadores.

Los anteriores  fueron Bernardo Montes de Oca y José Pablo Román.

Ramos obtuvo el galardón gracias a su reportaje Con poca educación financiera, deuda de jóvenes crece un 19% en tres años, publicado el pasado 7 de diciembre en el semanario El Financiero.

Al centro, sonriente en el momento que la dan a conocer como ganador, Verónica Ramos. A su izquierda, de blusa roja, Magdalena López, la otra participante de la San Judas.

Al centro, sonriente en el momento que la dan a conocer como ganadora, Verónica Ramos. A su izquierda, de blusa roja, Magdalena López, la otra participante de la San Judas.

 

El reconocimiento viene acompañado de $1500. Además, le da un boleto directo para competir con el ganador de la próxima edición por una beca para cursar una maestría en Periodismo en alguna universidad latinoamericana.

Para esta ocasión, nuestra casa de enseñanza tuvo a dos representantes, Ramos y Magdalena López. Esta última también tuvo un papel destacado con su reportaje, Jóvenes de Limón ‘se venden’ al narco por ropa, celulares y autos de lujo, que ocupó la portada de la versión impresa del diario La Nación del 3 de diciembre.

Innovación y calidad

En una emotiva ceremonia, realizada anoche en el Centro Nacional de Alta Teconología (CeNAT), el jurado destacó que, “desde el inicio, la periodista humaniza el reportaje y lo hace cercano a través de la historia de ‘Berny’.  Hace un muy buen uso de los géneros periodísticos y lo alimenta con variedad de fuentes y datos. Hay un buen uso de pregunta y respuesta como guía del contenido”.

La innovación fue uno de los aspectos destacados por el jurado. Captura de pantalla de El Fin

La innovación fue uno de los aspectos destacados por el jurado. Captura de pantalla de El Financiero.

 

La innovación fue otro de los aspectos que el jurado reconoció para darle el premio a la estudiante. No solo utilizó  videos e infografías, sino otros elementos innovadores, como el focus group, el uso de Facebook Live como herramienta para el reportaje y una app, que consiste en una  calculadora de presupuesto que le indica al usuario si sus gastos exceden sus ingresos mensuales.

Para Ramos, la formación recibida en la Universidad  jugó un papel fundamental para obtener este reconocimiento.

“Los estudiantes reflejamos el esfuerzo de los docentes. Eso de humanizar la noticia, dándole rostro humano, lo aprendí en el curso del decano de la facultad, Froilán Escobar. Él me dijo una vez que hiciera todo con ilusión, y desde ese día cambié la forma de hacer mi trabajo”, dijo Ramos, emocionada.

La clave es la formación

Para el Decano, el nuevo triunfo es muestra de que la San Judas Tadeo está haciendo bien las cosas.

“Este premio reafirma por tercera vez que nuestros estudiantes de Periodismo son capaces de hacer y de lograr reconocimiento porque cuentan con programas adecuados y excelentes profesores que les permiten una formación sólida”, recalcó Escobar.

La directora de Punto y Aparte, Yanancy Noguera, elogió no solo las cualidades personales de Ramos, a quien describió como una periodista sistemática que tuvo el gran reto de manejar una enorme base de datos con el acompañamiento brindado por el programa.

También felicitó a esta casa de enseñanza por el involucramiento con sus estudiantes y las buenas bases que les procuran a los futuros periodistas, ya que Punto y Aparte lo que ofrece es una mentoría, no una tutoría, la cual, para la comunicadora, es responsabilidad de los profesores.

“El resultado se ve con la cantidad tanto de participantes como de ganadores que ha tenido la San Judas en Punto y Aparte. Para nosotros eso es muy importante porque seguiremos insistiendo en la calidad de la educación en las universidades”, recalcó Noguera.

La San Judas en Punto y Aparte: una historia de éxito

La primera edición de Punto y Aparte, programa patrocinado por el Instituto de Prensa y Libertad de Expresión (Iplex), le deparó a nuestra Universidad también la primera alegría en la historia de este programa, que destaca lo mejor del periodismo nacional realizado por estudiantes universitarios.

Bernardo Montes de Oca ganó aquella primera convocatoria con su reportaje “¿Podrá el gobierno de Solís calmar la sed de Guanacaste?”, publicado en agosto del 2016 por el medio regional  La voz de Guanacaste.

A la izquierda, Bernardo Montes de Oca durante el trabajo de campo para el reportaje que le daría la victoria en la primera edición de Punto y Aparte.

A la izquierda, Bernardo Montes de Oca durante el trabajo de campo para el reportaje que lo haría ganador de la primera edición de Punto y Aparte. Foto cortesía de Punto y Aparte.

Con ese mismo trabajo periodístico obtuvo este año el primer lugar del premio Estímulo Telefónica a la Comunicación (ETECOM Latam 2016), otorgado por la multinacional española Telefónica, y que lo hizo acreedor a una estadía de dos semanas en España para realizar una pasantía en el diario El País, visitar diversos medios de comunicación y conocer las oficinas centrales de Telefónica en Madrid.

En aquel momento, Montes de Oca destacó de la San Judas la cercanía con los profesores, su experiencia periodística y su disposición a siempre ayudar a los estudiantes, enseñanzas que aplicó en su proyecto y que considera de los insumos más valiosos para obtener tales resultados.

Menos de un año después, en la tercera edición de esta competencia periodística, José Pablo Román, estudiante de la licenciatura en Producción y Realización Audiovisual, fue el ganador con el reportaje  “Costa Rica: tierra fértil para esclavos”, sobre la problemática de la trata de personas, publicado el 2 de julio en el periódico La Nación.

José Pablo Román, ganador de la tercera convocatoria de Punto y Aparte, no lo dudó para investigar un tema duro como la trata de personas.

José Pablo Román, ganador de la tercera convocatoria de Punto y Aparte, no tuvo duda a la hora de investigar un tema tan complejo como la trata de personas en Costa Rica.

 

 “Estoy contento con la enseñanza que recibí en la San Judas. Se siente cuando uno está enfrentando el reto de hacer un reportaje. Uno se acuerda de la frase de un profesor o de tal clase en específico. Yo me acordé de Froilán Escobar, de Óscar Ureña, de Andrey Araya, por ejemplo. Son profesores que estuvieron presentes y que me influyeron en diferentes aspectos, hasta en la manera de escribir”, afirmó Román en aquella ocasión.