Para nuestros estudiantes la investigación es aventura compartida

Los estudiantes del curso Historia de Costa Rica I expusieron los resultados de sus investigaciones ante la comunidad universitaria. De izquierda a derecha: Josué Castro, Abril Bustamante, Mirka Landa, Ezequiel Amador y Jonathan Barquero.

Los estudiantes del curso Historia de Costa Rica I expusieron los resultados de sus investigaciones ante la comunidad universitaria. De izquierda a derecha: Josué Castro, Abril Bustamante, Mirka Landa, Ezequiel Amador y Jonathan Barquero.

 

Por Ángela García

El evento tenía dos objetivos claros. Por un lado, darles a los estudiantes del curso de Historia de Costa Rica I un espacio para compartir los resultados de sus investigaciones con la comunidad universitaria y, de esta manera, incentivar el quehacer investigativo en alumnos y profesores. Pero también serviría para que confrontaran ese conocimiento generado con los especialistas invitados que participaron con ellos en el escenario de la Jornada de Investigación Histórica.

Esto es lo que se propuso la primera Jornada de Investigación Histórica de la facultad de Periodismo y Comunicación, llevada a cabo el pasado 3 de abril, en el auditorio Alicia Vargas Gené.

El profesor del curso, Jefferson Porras, quien organizó el evento, seleccionó dos de los trabajos de investigación de su clase para ser expuestos en la Jornada, a la cual asistieron aproximadamente 70 estudiantes que llenaron el auditorio.

“Había muy poca información y se nos presentaron muchas trabas a los lugares donde fuimos a investigar, pero el hecho de poder presentarle el proyecto a otras personas es bonito. Tal vez aún no tendré un título como periodista, pero que se nos dé la oportunidad de presentar un trabajo que nos costó bastante es un logro reconfortante”, explicó, Mirka Landa, quien, junto a Ezequiel Amador, presentaron el trabajo de investigación “Precarismo, tugurización y segregación en los barrios del sur de San José, Costa Rica 1950-2015”.

El profesor de Historia de Costa Rica I, Jefferson Porras (derecha), se dirige al auditorio en el arranque de la Jornada.

El profesor de Historia de Costa Rica I, Jefferson Porras (derecha), se dirige al auditorio en el arranque de la Jornada.

 

“Al final, logramos romper con todas esas ideas de que todos los de los barrios del sur son malos, y que allí, por el contrario, más bien hay mucha gente  luchadora. Es bonito transmitir conocimientos que vayan rompiendo estereotipos”, dijo Amador.

Un aspecto novedoso de esta investigación es que los estudiantes no se limitaron a presentar un trabajo escrito, sino que realizaron un video para explicar cómo se ha pauperizado este sector de la capital durante los últimos 75 años.

Jonathan Barquero, estudiante del curso y que fungió como moderador del evento, comentó que este tipo de actividades los hace sentir que está aportando algo más al conocimiento de la historia costarricense y  que, inclusive, sus trabajos podrían servir de referencia para otros estudiantes.

Por su parte, Abril Bustamante y Josué Castro presentaron una interesante exposición con el nombre de “Relaciones conflictivas entre el Estado y la Iglesia durante el periodo liberal en Costa Rica 1870-1914”.

Durante su intervención, el público presente fue llevado por un viaje hacia las postrimerías del Siglo XIX de nuestro país y las tensiones y consecuencias de la promulgación de las leyes anticlericales, así como las reformas educativas de aquella época, las cuales provocaron la ira de la Iglesia Católica.

“Yo vengo comenzando mi carrera. Es una motivación inmensa saber que fui elegida para una conferencia en la Universidad: como futura periodista me impulsa mucho”, comentó Bustamante.

Su compañero, Josué Castro, añadió que este tipo de actividades los entrenan cómo investigar y, luego, cómo vencer los nervios para hablar ante un gran público, competencia fundamental para todo comunicador.

Invitados especiales

La Jornada también contó con la participación de tres invitados especiales: los historiadores Félix Picado y Roberto Blanco, además de la magíster en Historia Aplicada, Marcela Ramírez.

Estas experiencias permitieron a los estudiantes expositores confrontar su trabajo con comunidad universitaria, y a su ve conocer y valorar los trabajos de investigación que hicieron los especialistas invitados.

“El conocimiento que se adquiere en estas actividades, al traer a personas que tienen conocimiento de estos temas, te abre perspectivas diferentes, tanto como para que presente sus trabajos de investigación como para incentivarlo a hacer trabajos de investigación con un carácter científico-histórico”, precisó el profesor Porras.

El primer expositor invitado, Félix Blanco.

El primer expositor invitado, Félix Blanco.

 

En su investigación “Los primeros intentos por establecer un catolicismo social en Costa Rica (1890-1940)”, Picado expuso cómo, durante este período, diferentes organizaciones, incluyendo a la prensa, pugnaron por insertar elementos de la doctrina social de la Iglesia en diferentes espacios de la sociedad costarricense.

La magíster Ramírez disertó sobre el proceso de articulación del Programa de Planificación Familiar y Educación Sexual en 1968 y su ejecución, lo que le sirvió para explorar las “concepciones predominantes en el discurso hegemónico sobre el rol social del cuerpo de las mujeres”.

La magíster Marcela Ramírez.

La magíster Marcela Ramírez.

 

Blanco cerró la participación de los invitados con su trabajo “Usted no está completo si no tiene casa propia. El acceso a la vivienda en el área metropolitana de San José: clases medias, urbanizaciones y tugurización”, que parte de la hipótesis de que tanto el Estado como la iniciativa privada, por ejemplo las inmobiliarias, incidieron en la formación de segregación social y espacial cuando propusieron una serie de proyectos habitacionales en la capital.

El historiador Roberto Blanco.

El historiador Roberto Blanco.