Entrevista a los empleadores de nuestros graduados y practicantes de periodismo

“Los graduados de la San Judas son reporteros apasionados”, dice Ernesto Rivera

 

Ernesto Rivera, director de Semanario Universidad.

Ernesto Rivera, director de Semanario Universidad.

 

Por Andrey Araya Rojas

Realización de video: Stéfany Castro González y Leonardo Roque Pujol

En mayo del 2015, el entonces Jefe de Investigación de Semanario Universidad, Ernesto Rivera, asumió la dirección del medio cuando su antecesor, Mauricio Herrera, llevó sus maletas a Casa Presidencial para asumir el cargo de ministro de Comunicación del gobierno de Luis Guillermo Solís.

El reconocido periodista tico argentino se dio a la tarea de acelerar la modernización digital del medio, sin dejar de lado las investigaciones atrevidas y acuciosas, como la que realizó en La Nación junto a Giannina Segnini y el mismo Mauricio Herrera sobre los casos de corrupción Alcatel y Caja-Fischel, y que los hicieron acreedores del Premio de Periodismo Ortega y Gasset 2005, o el sonado caso de los Papeles de Panamá, que le granjeó a él y a su equipo de investigación en el Semanario el Premio Pulitzer 2017, junto a un equipo internacional de 300 periodistas en 76 países.

Ernesto es graduado de bachillerato y de la licenciatura en Comunicación de Masas de la Universidad Federada San Judas Tadeo, donde fue profesor de Periodismo Interpretativo. Su conocimiento, desde adentro, de la enseñanza que reciben nuestros estudiantes,  lo llevó, por un lado, a reclutar jóvenes practicantes y, por otro, a contratar graduados de Periodismo que pudieran aportar sus conocimientos y habilidades, pues quiere que el Semanario Universidad vaya adelante en las transformaciones que vive actualmente el mercado de la comunicación.

¿Cómo fue su paso por la San Judas?

En la San Judas saqué el bachillerato primero y después la licenciatura. Fue un paso muy grato y muy nutritivo.

Hubo una época en la que el periodismo se ejercía a partir de un trabajo de habilidades aprendidas en la práctica. Yo soy parte de esa generación de periodistas que se formó primero en la calle. Luego aparecieron las escuelas de periodismo, entonces, los que ya veníamos trabajando en el oficio, hicimos el desafío de incorporarnos a la academia.

Comencé la carrera en la Universidad de Buenos Aires, pero luego me metí en los medios, que son una licuadora que te absorbe. Me quedé a media carrera y, ya en Costa Rica, decidí completar mi educación y escogí la San Judas, lo que fue una experiencia muy práctica para fijar y estandarizar conocimientos.

 En Semanario Universidad tienen una fuerte presencia de practicantes de la San Judas.

El Semanario ha tenido una tradición de trabajo con estudiantes de periodismo. Hay muchas generaciones de periodistas que se formaron y que hicieron su práctica en el Semanario. Por ejemplo, el presidente de la República, Carlos Alvarado, fue parte del staff de periodistas. Por aquí también pasaron reconocidos comunicadores del país, como Eduardo Ulibarri y Pilar Cisneros.

Usualmente, antes de mi llegada, el Semanario acudía a los estudiantes de Periodismo de la Universidad de Costa Rica (UCR). Cuando asumí la dirección cambié eso porque la realidad también ha cambiado. Los graduados de Periodismo ya no solo salen de la UCR, sino de universidades privadas como la San Judas. Así que desde hace unos cuatro años estamos ya trabajando con distintas universidades del país, pero sobre todo con estudiantes de la UCR y la San Judas, que son las dos escuelas que están nutriendo de periodistas en general a los medios.

¿Cuál es su valoración de los practicantes y periodistas graduados de la San Judas?

Son colegas jóvenes con muchísimo entusiasmo y muchísimo talento, bien formados, y les estamos dando espacios para que puedan crecer profesionalmente con una premisa fundamental que estamos impulsando con mucha fuerza, que es la libertad.

Y es un insumo que debería ser una precondición en todo medio, pero en la práctica no lo es. La libertad de poder trabajar profesionalmente los temas, con un abordaje crítico, sin prejuicios ideológicos de ningún signo, siempre con el norte del interés público, de lo que es fundamental que el público conozca.

¿Cuáles son las competencias y habilidades de nuestros graduados?

Hay una serie de competencias que están relacionadas con técnicas de reporteo: son buenos reporteros.

Pero tienen otras competencias ligadas a criterios éticos. En la vida en general, la ética no es algo decorativo, pero en periodismo es fundamental. Los graduados de la San Judas que hemos recibido tienen esta impronta profesional. Son jóvenes profesionales bien formados.

Estos jóvenes profesionales también están contribuyendo en el nuevo proyecto de Semanario Universidad. ¿De qué trata esta iniciativa y qué han aportado ellos?

Este medio tiene 48 años y venía atado a una periodicidad semanal, cuando solo era un impreso, porque se pensó como un medio tradicional del siglo XX.

Hoy la dinámica noticiosa y cultural se ha acelerado. Han aparecido muchos cambios en las telecomunicaciones. Las capas de información se suceden a una velocidad mucho más vertiginosa.

Estamos consolidando un proyecto de noticias de última hora, en el que abordamos la coyuntura noticiosa de manera diaria e instantánea: en la web, redes sociales, y ya no necesariamente en formato escrito. Muchas cosas las publicamos en video, podcast, en formatos alternativos a lo que era la prensa escrita pura.

En este proyecto tenemos a graduados y estudiantes de la San Judas, como Luis Fernando Cascante y Rita Valverde, que lo están haciendo muy bien. Han aportado mucho entusiasmo, frescura,entrega. Son reporteros apasionados y eso se agradece.

Ellos tienen una actitud abierta y entusiasta para abordar el cambio, que es lo que se necesita.

En el siguiente video podrá ver un extracto de la conversación que tuvimos con Ernesto Rivera: