Entrevista a los empleadores de nuestros graduados y practicantes de periodismo

Pablo Bulgarelli: “la San Judas les da una base sólida de conocimiento”

PARA RECORTAR

Por Andrey Araya Rojas

Realización de video por Stefany Castro González y Leonardo Roque Pujol

Pablo Bulgarelli es uno de los muchos graduados de la San Judas que ha logrado colocarse en el competitivo mercado de la comunicación.  Actualmente es Director de Cuentas de Aseprensa, una agencia de relaciones públicas con alcance centroamericano que desarrolla planes de comunicación para las empresas en cuatro áreas: desarrollo de planes de comunicación estratégica, relaciones con los medios, manejo de crisis y estrategias de desarrollo de contenidos alineados con los objetivos de la empresa.

Guarda un gran cariño por los periodistas que vienen de su alma máter, y afirma que una de las características de los comunicadores que salen de la San Judas es la disposición para aprender nuevas cosas en un mundo que ahora danza al vertiginoso ritmo de las plataformas digitales. Esto cobra especial relevancia ahora que la transmisión de mensajes a través de contenidos atractivos y multimediáticos marca la pauta.

¿Cómo entró a la San Judas?

Soy de la primera generación de bachilleres de Periodismo de la Universidad, cuando esta era un colegio de la UACA.  En principio, iba a estudiar a la UCR, pero cuando cumplí todos los requisitos, resultó que tenía que esperarme seis meses para poder entrar. En eso, salió un anuncio del Colegio Universitario San Judas Tadeo (como se llamaba en aquel entonces) anunciando que abrió la carrera de Periodismo.

Éramos un grupo pequeño, así que era muy familiar, de una cercanía enorme entre los estudiantes, profesores y el personal administrativo.

¿Cómo lo marcó su paso por estas aulas?

Me marcó bastante porque todos estábamos en el proceso de aprendizaje: nosotros aprendiendo a ser estudiantes y la San Judas aprendiendo a ser universidad.

Tuvimos como profesores una serie de comunicadores súper reconocidos, que iniciaron con el periodismo en Costa Rica, como Rodrigo Fournier, Alberto Cañas, Eduardo Ulibarri, José Joaquín Vargas Gené. Imagínate lo que es poder decir que recibí clases de don Alberto Cañas, por ejemplo.

Yo le guardo un gran afecto a la U, por eso a los de la San Judas los recibo con mucho cariño en la empresa, porque los siento como iguales. En Aseprensa ya hemos tenido tres colaboradores graduados de aquí.

Hay quienes mantienen ese viejo prejuicio de la diferencia entre la calidad de la educación superior privada y la pública.

Cuando yo empezaba a estudiar periodismo, y también una vez graduado, había un recelo entre los que salían de una universidad privada y una pública, pero eso ha ido quedando atrás.

Por ejemplo, cuando abrimos un proceso de contratación, para nosotros lo que es importante es la preparación y la experiencia que tenga el candidato o candidata, además del clic que hagamos con esa persona en la entrevista o el período de prueba.

La experiencia con los graduados de la San Judas que han llegado a trabajar con nosotros es muy buena, y no veo que haya una diferencia con personas de otra universidad.

En un mercado tan cambiante y competitivo como el de la comunicación, necesitan un personal que asuma el reto de renovarse constantemente.

Ahora el periodista debe tener la habilidad de pensar en multimedia, en digital, entender que cualquiera puede crear contenido y transmitirlo. Cualquiera con un teléfono celular puede hacer periodismo.

Hay otras habilidades tradicionales que se mantienen en el tiempo. En nuestra agencia necesitamos una persona que escriba bien, que entienda qué es la pirámide invertida y cómo se produce, pero que por otro lado tenga la capacidad de generar contenidos más creativos.

Si una empresa nos dice que necesitan colocar cierta información en los medios, tengo que identificar si ese hecho es noticioso o si el enfoque que quieren manejar es noticioso. Eso me obliga a conocer los valores periodísticos y saber usarlos.

Pero también necesitamos comunicadores que tengan la capacidad de redactar un guion para después elaborar una pieza audiovisual y que lograr una buena entrevista que le vamos a enviar después a un medio.

¿Nuestros graduados han cumplido con esas expectativas?

En general, sí. Han llegado a nosotros con las habilidades básicas necesarias y nos han permitido pulir y ampliar a las otras necesidades que tenemos. La calidad que he recibido de la San Judas es buena y, además, como hemos tenido profesionales muy jóvenes, nos han permitido también moldearlos para que hagan las cosas de acuerdo con nuestra filosofía de empresa.

Ellos han tenido esa disposición para aprender lo que necesitamos que aprendan para hacer lo que necesitamos que hagan, porque traen una base sólida de conocimiento que les ha dado la Universidad, y que además ha permitido construir otras habilidades.

Vea en el siguiente video un extracto de la conversación que sostuvimos con Pablo Bulgarelli: