Restauración del Cine Variedades: un camino hacia nuestra memoria audiovisual

La nueva fachada del Cine Variedades

La nueva fachada del Cine Variedades

 

  • Fue el proyecto final para la licenciatura en Producción Audiovisual de Osvaldo Coto y Kevin Umaña

 

Por Janeth Valverde Brenes

El Cine o teatro Variedades ubicado en el distrito del Carmen y el cual fue Inaugurado en 1892, es el teatro más antiguo de esta capital. En este se proyectaron las primeras producciones cinematográficas que llegaron al país, en 1906. El Teatro Variedades es uno de los elementos históricos, arquitectónicos y culturales más importantes de nuestro territorio nacional.

Esto motivó a los estudiantes Osvaldo Coto Padilla y Kevin Umaña Montero a elegir esta antigua estructura como tema de su proyecto final, al que llamaron “Cine Variedades, camino hacia la Cinemateca Nacional”, para obtener la licenciatura en Producción y Realización Audiovisual.

Ambos jóvenes decidieron empezar con una ardua investigación histórica del Cine Variedades para, posteriormente, analizar las posibilidades que pueden surgir en la futura remodelación de este emblemático lugar.

Según afirman, la mejor idea de hacerlo fue mediante un documental que permitiera mostrar no solo la historia de esta estructura sino también el desarrollo de esta a lo largo de los años.

Osvaldo

Osvaldo Corto (en primer plano) y Kevin Umaña se impusieron el reto de contribuir con el rescate de la memoria de un lugar importantísimo para la cinematografía del país.

 

“Elegimos este tema porque ambos realizábamos la práctica profesional en el Centro de Cine, y dentro de las labores que hacíamos a diario estaban las visitas al Cine Variedades, justamente cuando este se encontraba en el proceso de remodelación. Nos interesó mucho la importancia que tendría este proceso y decidimos informar desde otra perspectiva lo que realmente iba a ocurrir al realizarse cambios en este lugar que está prácticamente en ruinas”, dice Coto.

Para lograr este objetivo, ambos estudiantes realizaron una serie de grabaciones durante horas. Esto lo acompañaron con fotografías históricas del edificio e información que les ayudaba a reforzar el contenido.

“Empezamos investigando la historia del Cine Variedades, recorrimos el lugar detalladamente para conocer su estado actual y además consultamos fuentes oficiales implicadas en la nueva construcción para lograr entender lo que sucederá con  lugar. Además, entrevistamos a varias figuras del medio audiovisual para construir este reportaje”, explica Umaña.

Grabación del Documental

Según los jóvenes estudiantes, el proyecto de grabación de este documental se basó en mostrar el beneficio para el país, así como para nuestra cultura cinematográfica, no solo de preservar el Cine Variedades, sino también de convertirlo en la Cinemateca Nacional, tal como pretende el Ministerio de Cultura y Juventud.

“Simplemente queríamos hacer énfasis más en que la cinematografía costarricense necesita de este tipo de empresas (cinemateca) para poder surgir. Creemos que el problema actual al que nos enfrentamos es que muchos medios solo hablan del patrimonio cultural como tal y no de los beneficios que tendría una cinemateca para el país. Eso precisamente queríamos plasmar en este documental”, reiteró Coto.

Logros del proyecto

¿Qué aprendieron de este proyecto audiovisual?

 Kevin: Conocimos la forma de complementar el periodismo con la producción audiovisual, a tener paciencia y compromiso con un producto final.

Osvaldo: Del proyecto logramos aprender muchísimo. Tratamos de hacer el reportaje de una manera no tan estructurada pero sí con sus lineamientos básicos. Utilizamos muchas ideas de lo que hemos aprendido en la Universidad para lograr el objetivo.

¿Consideran que este tipo de trabajos logran impactar a nivel de comunidad de forma social y cultural?

Kevin: Antes de ver este trabajo muchas personas no sabían qué iba a pasar con el Cine Variedades. Logramos dar a conocer lo que sucederá y todas las reacciones fueron muy positivas.

Osvaldo: Justamente la intención del proyecto fue tener un impacto. Quisimos generar una opinión distinta aportando otra manera de ver las cosas y no siempre lo que los medios siempre dan a conocer.