Estudiantes de primer ingreso

La San Judas supera las expectativas para quienes la escogen

Iniciar estudios superiores no es fácil, pero la determinación es clave para llevar a buen término la carrera. En la foto, Justin Álvarez, Liss Mortales y Alejandro González, estudiantes de primer ingreso de Medicina, se preparan para su primer examen.

Iniciar estudios superiores no es fácil, pero la determinación es clave para llevar a buen término la carrera. En la foto, Justin Álvarez, Liss Mortales y Alejandro González, estudiantes de primer ingreso de Medicina, se preparan para su primer examen.

 

“Me informé mucho porque quería estudiar en la mejor universidad”, dice Melissa Ramírez al explicar por qué escogió la Universidad Federada San Judas Tadeo para cumplir el sueño que tenía desde niña: hacerse Periodista.

Melissa Ramírez, estudiante de Periodismo.

Melissa Ramírez, estudiante de Periodismo.

Llegó a nuestra institución por las recomendaciones de su amigo Andrés Torres, quien estudia periodismo con nosotros.

“Empecé con otra carrera, así que sé lo que se siente estudiar algo donde te sentís por completo perdida. Ahora se da la oportunidad de estudiar lo que realmente me gusta. El primer ingreso para nadie es fácil, pero los profesores me han recibido súper bien, y el proceso de matrícula y beca por excelencia académica fue impecable”, agrega esta entusiasta joven.

Ella es una de las que este principio de año tomaron dos decisiones importantes: llevar una carrera universitaria y hacerla en la San Judas.

Ariadna Carranza también llegó a esta casa de enseñanza por medio de la recomendación de una estudiante de Periodismo, pero su meta es convertirse en doctora, por lo que viaja todos los días que tiene lecciones desde su natal Palmares hasta Rohrmoser.

Ariadna Carranza, estudiante de Medicina y Cirugía.

Ariadna Carranza, estudiante de Medicina y Cirugía.

 

Una de las cosas que destaca son las clases pequeñas, que maximizan el proceso de aprendizaje. “Los profesores son muy dinámicos –afirma–, hacen que uno preste mucha atención y no se aburra”.

Se refiere a su carrera con la convicción de alguien que ve a la Medicina como algo más que un medio para alcanzar prestigio.

“De Medicina me apasiona dar una atención correcta sin importar el estatus social del paciente, darle un buen servicio de salud. Los profesores nos inculcan que lo más importante es tener una vocación de servicio”.

Andrés Sánchez viene de aún más lejos. Él es oriundo de Pereira, Colombia. Tiene cuatro años de vivir en Costa Rica, es licenciado en Educación Física, pero siempre soñó con el periodismo, a lo que ahora le está poniendo realidad al escoger la San Judas para convertirse en comunicador.

Andrés Sánchez, estudiante de Periodismo.

Andrés Sánchez, estudiante de Periodismo.

 

“El decano nos explicó muy bien todos los aspectos de la carrera. Una compañera amiga de mi esposa se graduó aquí: me dijo que era una de las mejores universidades de Periodismo. Averigüé bastante y esta fue la que llenó mis expectativas ”.

La carrera de Medicina y Cirugía cuenta también este año con estudiantes de zonas alejadas de la gran Área Metropolitana. Ejemplo de ello es Johan Castro.

Desde su época de colegial, en Guatuzo, este joven de origen maleku, veía en Internet vídeos de anatomía porque estaba consciente de que era una de las materias a las que se enfrentaría cuando comenzara la carrera de Medicina.

Johan Castro, estudiante de Medicina y Cirugía.

Johan Castro, estudiante de Medicina y Cirugía.

 

La lejanía no le importó, pero sí tomó en cuenta otros elementos para escogernos.

“La letra de cambio es una gran facilidad para pagar. También comparé precios con tres universidades, y aquí los costos son menores que en esas otras”.

Algo que puede distinguir a esta nueva generación es que tiene metas muy claras. Tal es el caso de Viviana Fallas, que matriculó la carrera de Educación de I y II ciclo, pero con la mirada puesta en seguir inmediatamente después con la licenciatura.

Viviana Fallas, estudiante de Educación de I y II ciclo.

Viviana Fallas, estudiante de Educación de I y II ciclo.

 

Fallas asistió al taller vocacional de la facultad, lo que reafirmó la decisión que ya tenía prácticamente tomada. Y una vez empezadas las clases, lo que era una expectativa comenzó a cumplirse.

“Los profesores que tengo son de trayectoria, son estables en la carrera, como por ejemplo Ingrid Cadet y Carlos Ulloa, que dan los cursos de Psicología General y Orientación. Son excelentes profesores y motivan mucho a los estudiantes”.

Daniela Rojas tampoco lo pensó mucho para llevar Educación Preescolar en la San Judas. Desde que recibió la cotización que solicitó, le atrajo el hecho de que es una carrera relativamente corta y con un buen plan de estudios.

Las licenciaturas de la facultad de Periodismo y Comunicación tienen también rostros nuevos. Luis Alejandro Paniagua es un fotógrafo que buscaba una especialización que le brindara conocimientos y habilidades que lo volvieran más competitivo.

“Me dijeron que la licenciatura en Producción y Realización Audiovisual era muy práctica; pedí la información por correo, analicé bien el plan de estudios  y realmente  se corresponde mucho a lo que uno necesita en el mercado”.

Jéssica Soto es otra profesional que escogió la San Judas para actualizarse. Ella es una periodista que tiene un largo recorrido en oficinas de comunicación de empresas e instituciones, y encontró en la licenciatura en Comunicación de Masas una oportunidad de crecimiento.

Jéssica Soto, estudiante de la licenciatura en Comunicación de Masas.

Jéssica Soto, estudiante de la licenciatura en Comunicación de Masas.

 

Soto afirma estar emocionada de regresar a las aulas, más aún porque también fue docente. “Estoy muy contenta con la calidad de los profesores, que han superado mis expectativas, como Gina Sibaja y Froilán Escobar, por ejemplo. Me encanta la metodología; hay mesas de discusión, se perfeccionan los trabajos, se reelaboran y se aprende de los demás”, y termina diciendo que una vez concluida la licenciatura, pasará a la maestría en Comunicación Política.

Otros estudiantes vienen de más lejos y cruzan un océano, como es el caso de Cloe de la Iglesia Faraldo y Alejandro Gálvez, dos jóvenes de los tantos españoles que ingresaron a la facultad de Medicina y Cirugía.

Ambos recibieron recomendaciones de amigos suyos que también estudiaron en la San Judas, pero al averiguar por sus propios medios, hallaron características que los hicieron decidirse a dejar su país para venir acá.

A Faraldo le dijeron que las instalaciones eran muy buenas y había un excelente ambiente, pero el impulso final se lo dio el hecho de encontrar que el programa de estudios se parece bastante al que se estila en España, por lo que espera que, a su regreso, tenga buenas posibilidades de ser admitida en una universidad cerca de su hogar.

Mientras Cloe ya se encontraba decidida a comprar el boleto de avión hacia Costa Rica, Gálvez, en su querida Murcia, dudaba de lo que le ofrecía la San Judas, pero no por considerarla como una opción educativa deficiente, sino por todo lo contrario.

Alejandro Gálvez, estudiante de Medicina y Cirugía originario de Murcia, España.

Alejandro Gálvez, estudiante de Medicina y Cirugía originario de Murcia, España.

 

“Al principio no me creí que podía tener esas facilidades para estudiar una carrera en el extranjero. Lo que no me daba mi propio país me lo daba Costa Rica. Después de unas semanas de recibir clases, en términos generales, yo le daría un sobresaliente a la San judas. Además, la localización geográfica es muy atractiva para cualquier español, cruzamos el charco, como solemos decir aquí, y llegamos a una región tropical y muy bonita”.