Centro de acción social cambia de instalaciones

Los esfuerzos que se reúnen para la nueva Casa de Socorro

 

El doctor Jaime Blanco (derecha) recibe una placa como agradecimiento simbólico, de las manos de Álvaro Camacho, en representación de la Casa de Socorro El Buen Samaritano, por el aporte de la Fundación AMIR para colaborar con la remodelación de las nuevas instalaciones de

Álvaro Camacho (izquierda) le entrega al doctor Jaime Campos, en nombre de la Casa de Socorro El Buen Samaritano de Pavas, una placa como reconocimiento por el aporte de la Fundación AMIR para colaborar con la remodelación de las nuevas instalaciones del centro de ayuda social.

 

Por Andrey Araya Rojas

Algunos de los vecinos de Lomas de Río de Pavas se acercan con curiosidad. Pasan el portón gris recién pintado de las nuevas instalaciones de la Casa de Socorro El Buen Samaritano. Cuando entran para recibir la atención médica gratuita que les brindarán los docentes y estudiantes de Medicina y Cirugía de la Universidad Federada San Judas Tadeo, ven a un grupo de niños de la comunidad recibiendo su almuerzo.

También observan el nuevo cielo raso, los tragaluces, las paredes pintadas hace pocos días. Ven aquellos espacios que lucen más amplios y frescos que los del lugar donde antes se ubicaba el centro.

La Casa de Socorro les da alimentación gratuita, dos veces por semana, a unos 50 niños de la zona de Lomas del Río y Rincón Grande de Pavas.

La Casa de Socorro les da alimentación gratuita, dos veces por semana, a unos 50 niños de la zona de Lomas del Río y Rincón Grande de Pavas.

 

Aún no se han concluido las obras, pero el aporte de los vecinos, así como de estudiantes y docentes de esta casa de enseñanza, han ido transformado un lugar antes deteriorado en un espacio agradable y óptimo para seguir con el trabajo social que la Casa desarrolla.

Además, un nuevo amigo sumó sus esfuerzos. Fundación AMIR, una organización sin ánimo de lucro, fundada y mantenida por la Academia AMIR, recientemente hizo una importante donación para continuar con las mejoras del inmueble.

“La Fundación colabora con causas humanitarias en varios países. Nació con la intención de aprovechar el recurso humano de la Academia, porque por nosotros pasan muchos profesionales que tienen la inquietud de colaborar con la sociedad”, explicó el doctor Jaime Campos, presidente de AMIR, y añade que han desarrollado proyectos en África y en India, pero que esta es la primera vez que lo hacen en Latinoamérica.

El presidente de AMIR aprovechó la visita para ver el avance de las obras y conversar con el personal de la Casa de Socorro.

El presidente de AMIR aprovechó la visita para ver el avance de las obras y conversar con el personal de la Casa de Socorro.

 

Álvaro Camacho, presidente de la Asociación Mateo Talbot-Casa de Socorro, una de las organizaciones que confluye en el centro, agradeció a AMIR por el aporte, en un acto en el que se le entregó a Campos un reconocimiento simbólico. Durante la actividad, realizada el pasado viernes 12 de julio, Campos aprovechó para hacer un recorrido por el lugar junto con la doctora Helia Betancourt, rectora de la San Judas, para ver los avances en las obras.

José Fernando Navarro, tesorero de la Asociación, reconoce la importancia de que las organizaciones apoyen la labor que ahí se realiza.

“Nosotros somos una asociación sin fines de lucro, entonces necesitamos padrinos. Nunca nos sobra el presupuesto para atender a los niños, adictos, adultos mayores, migrantes y personas humildes que acuden a nosotros. Por eso agradecemos a la Fundación AMIR y a la San Judas, que siempre nos ha apoyado”, enfatizó Navarro.

Los estudiantes y docentes de Medicina y Cirugía de la San Judas brindan atención Médica gratuita a la población en riesgo social que acude a la Casa de Socorro.

Los estudiantes y docentes de Medicina y Cirugía de la San Judas brindan atención Médica gratuita a la población en riesgo social que acude a la Casa de Socorro.

 

Por su parte, el doctor Campos destacó la acción social que se desarrolla en la Casa de Socorro con la ayuda de nuestra casa de enseñanza.

“Es muy interesante este trabajo, porque ayudan a poblaciones con recursos bajos y situaciones desfavorables. Esta es una oportunidad para atenderlas desde la Atención Primaria, que es muy importante porque es la base de la salud. Además, aquí se conjugan dos cosas: una necesidad en atención de salud para una población que tiene un acceso más complicado a la atención sanitaria y, por otro lado, una necesidad formativa, porque se aprende mucho en este tipo de consultorios”.