Estudiante contratada ya por un medio

Karol Pérez: la San Judas se asocia
con el buen periodismo   
Por Viviana Rodríguez, estudiante de Licenciatura de Comunicación de Masas

Dice Karol Pérez, estudiante de licenciatura en periodismo, que la carrera de periodismo se hace desde las aulas, desde el primer día que uno se sienta en uno de esos pupitres de nuestra Universidad. Sostiene Karol, que una de las razones por las que ella afirma esto, es porque incluso la relación con los compañeros y cómo ellos nos perciben, puede incidir en nuestro futuro periodístico. Lo que no sabe Karol, aunque se lo diré más adelante, es que ella es una de esas compañeras que se había quedado en mi mente, que en los tres cursos que hicimos juntas, la había percibido yo, desde otro pupitre muy cerca del suyo, como una  chica talentosa que escribía con una evidente pasión todo aquello que hacía.


Algunas semanas atrás me habían encomendado la tarea de contarles a ustedes quién es Karol. Nos costó encontrarnos: Karol es ahora una estudiante más ocupada que nunca, es una de nuestras egresadas del Bachillerato en Periodismo que más recientemente ha sido contratada por un medio. De esta forma, se une al grupo de estudiantes de la San Judas que han sido reclutados por medios y oficinas de prensa, como Irela Fornaguera y David Delgado en La Nación, Susana Peña en Telenoticias, Raquel León,  Nancy Aguirre e Irina Grajales en las  Oficinas de Prensa de la Municipalidad de San José y de la Asamblea Legislativa las dos últimas. Todos ellos se unen junto con Ana Martha Arce (RTN Noticias), Jonathan Villarreal (7 días) y a muchos otros que han emprendido, en estos 21 años de nuestra Universidad, una exitosa aventura laboral después de haber realizado su carrera de periodismo.

Karol es actualmente la Community Manager de la Revista Summa, revista de negocios y economía que cubre Centroamérica, República Dominicana y Colombia. Las funciones de Summa están distribuida en varios países como El Salvador, Colombia (donde está la Directora del medio) y Costa Rica, donde  se encuentra el Jefe de Información y otros dos periodistas, además de la parte comercial.  Más tarde me hablará con orgullo de su nuevo trabajo: “El ambiente es muy bonito. Yo pensé que iba a llegar a encontrar solo señores con lentes y calculadoras, pero en realidad es gente joven, incluyendo al mismo jefe de información; el ambiente es muy dinámico, y muy agradable. Parte de eso me ha hecho sentir muy bien.”

Después de varios intentos fallidos de reunirnos, me encontré con ella en la biblioteca de la San Judas, un lunes por la tarde, entre el bullicio de todos los estudiantes, cada uno en sus afanes.  Intentamos buscar un lugar donde pudiéramos hablar con calma. Improvisamos una salita para la entrevista en una clase desocupada de la U, esperando que no llegara nadie comenzamos a hablar presurosamente. Y conforme pasaron los minutos, la prisa se fue desvaneciendo y la conversación se fue haciendo cada vez más amena.

Esta chica morena, de ojos oscuros e intensos, oriunda de Ciudad Colón, fue contándome sobre su vida y su más reciente trabajo. Por recomendación de la Universidad, Karol fue entrevistada y posteriormente contratada en esta importante revista regional que buscaba darle un giro a su negocio e impulsar la parte digital. En este rol necesitaban a alguien que se encargara de redes sociales y de todo el contenido digital, y ese es el cargo que ocupa Karol desde hace algunos meses. Cuenta sobre su experiencia en este período, donde ha aprendido ahora sobre negocios y economía, temas con los que no era muy afín, pero que ha comenzado a conocer y hasta a tomarle el gusto.

Me emociona verla hablar, Karol tiene esa energía que contagia a aquellos que están a su alrededor, y no soy la excepción.  Ella misma se define como “bombeta en el buen sentido”, lo que le ha facilitado comunicar, esto junto con su gusto por leer y escribir. Después de terminar el Bachillerato en Periodismo en la San Judas, Karol se propuso el objetivo de seguir con la Licenciatura en Comunicación de Masas y a esto se ha dedicado, ahora mezclándolo con la no fácil pero emocionante tarea de un trabajo de tiempo completo.
No en vano, a quien consulto sobre su experiencia con Karol es a Juan Gamboa, profesor del curso Nuevas Tecnologías de la Información, campo en el que  se desarrolla nuestra amiga: “Recuerdo que en las primeras clases, estábamos hablando del periodismo digital, periodismo ciudadano y periodismo comunitario, al finalizar el tiempo de clase ella se me acercó para hablarme de sus inquietudes sobre las posibilidades de medios comunitarios en la zona donde ella vive, y hablamos largo y tendido de las posibilidades de un medio digital, e incluso se interesó mucho con uno de los temas del curso sobre la radio por internet y por los podcast. Porque en su experiencia había mucha información en su comunidad que merecía ser conocida por todos los habitantes. La recuerdo como una chica seria, responsable, creo que una de las cosas que más pude ver de ella fue su responsabilidad, y que no se queda «quieta» con la información que uno como profesor le puede brindar, sino que va más allá, y buscar enriquecerse con nuevas fuentes y le gusta cuestionarse los datos e información que le «llega», algo muy importante en el periodismo, cuestionar todo, hasta entender el asunto.” Quedo con la impresión que el profe me dibujó con palabras a Karol, y que ella dejó en él esa impresión con la engería y las ganas que parece que le pone a todo lo que hace.
Es más,  esas ganas las refuerza el hecho de que su inclinación por esta profesión naciera desde el colegio: “Cuando empecé a ubicarme definitivamente me identifiqué con el periodismo, porque es una carrera que tiene una relevancia social que impacta muchísimo, tener un micrófono o una pluma para comunicar es una gran responsabilidad, y con un rol social donde formás opinión pública y ese rol del periodista de vocero de la gente y de la sociedad, de interpretarle a las personas qué pasa y que a partir de ahí se tomen decisiones; me parecía que era una profesión clave en la sociedad.”

Karol Pérez en el curso Estadística I de la Licenciatura
en Comunicación de Masas.

Karol ha vivido intensamente cada etapa de la carrera desde que empezó en las aulas, hasta ahora que se estrena como periodista en un medio: “Uno empieza con una mentalidad y un concepto de periodismo, cuando terminás la carrera tenés otro y cuando trabajás tenés otro. Al puro principio se tiene una visión desde afuera, cuando se empieza a estudiar periodismo y se conoce a fondo te das cuenta de que es mucho más complejo y fascinante: el periodista tiene que ser una persona muy hábil, muy dinámica, que sepa leer, interpretar, analizar, que sea crítico. Tiene que tener una serie de características que tal vez uno no imaginaba, o hasta lo veía como algo sencillo, leo noticias y digo noticias y se acabó. Pero cuando te das cuenta de lo que implica, de lo que requiere ser un buen periodista entonces te cambia la perspectiva. A mí me cambió para bien, porque en ningún momento me he arrepentido. Me di cuenta que implica mucho más de lo que cualquiera imagina, a veces la gente piensa que el periodista está detrás de la cámara, maquillado, sonriendo. Va más allá.”  


¿Por ser egresada de la San Judas te han recibido bien?

“La Universidad tiene mucho prestigio, porque lo ha ganado, cuando se sale y se dice que es de la San Judas Tadeo, inmediatamente la gente lo asocia con el periodismo y con el buen periodismo. Los medios, los empleadores la conocen como una buena Universidad. Y desde adentro, puedo decir que la San Judas ha sido una experiencia bonita, mis profesores han sido gente de la que uno aprende realmente, la parte académica se nota, cuando vas a la calle, y ponés en práctica lo aprendido. Yo hice la práctica en radio Columbia, y cuando comencé ahí solo pensaba: ¡ay, Andrea Fauaz, gracias! Pues me encontraba con que eso lo había aprendido bien en la U.”

Conforme avanza el tiempo, la conversación se va poniendo más íntima, Karol habla con fluidez de lo que significa el periodismo, de su experiencia en la Universidad y de su vida.
Karol no hace pausas, me cuenta sin detenerse sobre sus otras pasiones, sus revistas favoritas como “Etiqueta Negra” y “Gato Pardo” y atribuye a Salcedo Ramos, colombiano, ser su periodista favorito. De verdad no hace pausas, se quiere comer la vida con su juventud y energía y pasa de su vida personal a un trabajo ad honorem que buscó en su comunidad.

“Trabajé en Informativo del Oeste, que cubre Escazú, Santa Ana, Rohrmoser y Belén.  Investigué un artículo de la comunidad, lo mandé y les gustó. Logré hablar con la señora por teléfono y me convertí en corresponsal del medio en Mora. Me gustaba montones, porque era mi comunidad. Me acerqué mucho al alcalde, a los vecinos, me enamoré al darme cuenta de todas las cosas bonitas que estaban pasando. Me sirvió de mucha experiencia, de currículo. Casi dos años colaboré en el periódico. Uno no conoce este tipo de periodismo, pero le tomé mucho cariño a partir de ahí. A veces me pagaban y a veces no pero comenzar a ejercer desde que uno empieza, aunque sea gratis ayuda montones.”

Veo la hora y se nos ha hecho tarde, la conversación ha sido tan agradable que el tiempo ha volado y me preocupa que Karol llegará tarde a clases. Pero ella sigue hablando con tanto entusiasmo que no puedo (ni quiero) detenerla y le pregunto sobre algún consejo que tenga para la gente que recién está empezando esta aventura.

“La carrera una la hace desde el primer día que entra a la U, obviamente desde la parte académica, pero también, en tu relación con los compañeros, quizás estés sentado a la par del futuro director de un medio, un mal periodista en las aulas, seguramente cuando salga  no lo voy a contratar. Uno se entera desde las aulas quién es bueno, la carrera se hace desde el pupitre del aula. El mismo profesor casi siempre tiene influencias, y además sabe identificar a los mejores. Por otro lado, no hay que dejar de actualizarse, ahorita la parte digital es muy importante, los medios tradicionales se están enfocando a la parte digital. En internet uno puede leer montones sobre cómo escribir para la web, cómo manejar redes sociales para un medio de comunicación. Hay que alimentarse también desde afuera.”

Insiste en que para triunfar una de las opciones es buscar  pequeños medios en los cuales se pueda colaborar aunque sea gratis: “A veces lo que te pagan es la experiencia. Con la experiencia que ganás y con el currículo que ganás, definitivamente, ya te pagaron, no necesariamente con plata.” Inquieta y emocionada piensa en más opciones para ser exitoso  desde que se está en el aula. “Si no encontrás trabajo en un  medio, podés abrir un blog, ahora no es necesario entrar a un periódico, si se abre un blog y empieza a generar artículos de opinión o de análisis, de deportes… igual va formando experiencia, formando pluma. Incluso se puede convertir en un líder de opinión en redes sociales, eso se puede hacer aprovechando el tiempo como estudiante.  Entre más se acerca uno a la práctica durante la carrera es muchísimo más fácil cuando se sale. El currículo comienza en el aula.

A nuestra universidad llaman de diferentes medios (prensa escrita, radio, televisión) solicitando estudiantes para trabajar en ellos. Recientemente vino una funcionaria de la revista Summa en busca de tres recomendaciones para ocupar una plaza. Se dieron varios nombres, entre ellos el mío. El profesor Óscar Ureña me recomendó. Él me ha ayudado mucho.”

Yo sigo escuchando a Karol, y no pude evitar preguntárselo: Karol, ¿cuántos años tenés? Con una sonrisa como sabiendo lo que yo estaba tramando me responde: ¡22! La entusiasmada soy yo ahora, Karol habla de su vida con la energía de una persona de 22 años, pero con la madurez y determinación de alguien que tiene muchos más. Se sonroja levemente cuando le digo medio en broma (e internamente medio en serio) que si yo hubiera tenido su madurez a la misma edad otro gallo cantaría.

De verdad se ha hecho tarde, y definitivamente Karol llegará a deshora a su clase, pero no me puedo despedir sin preguntarle sobre su futuro periodístico, sobre sus sueños profesionales y a dónde quiere llegar. Con la misma seguridad que me ha contestado toda la noche, afirma que enfocará su carrera en el periodismo digital y que en diez años espera tener un medio digital propio, o bien, liderar el departamento digital de algún medio importante en el país.

“Es el nuevo aire del periodismo: si empiezo desde ya, seré la generación que nació con el periodismo digital; empiezo  en pañales, pero creceré también con él”.