Estudiantes de la San Judas vuelven a ser premiados en Punto y Aparte

“Puse en práctica lo que aprendí en la U”, dijo José Pablo Román, el ganador

José Pablo Román se atrevió a involucrarse con un tema duro y complejo como lo es la trata de personas.

José Pablo Román se atrevió a involucrarse con un tema duro y complejo como lo es la trata de personas.

 

Por Andrey Araya Rojas

Se metió en un tema duro, hubo fuentes que no quisieron hablarle, le cancelaron entrevistas. Pero todo valió la pena, porque José Pablo Román, estudiante de la licenciatura en Producción y Realización Audiovisual de la Universidad Federada San Judas Tadeo, fue declarado ganador de la tercera clase del programa Punto y Aparte, que le otorga $1500 como premio ETECOM 2017.

Además, entrará a competir con la ganadora de la segunda clase por una beca que concederá la fundación Konrad Adenauer para cursar una maestría en Periodismo en alguna universidad latinoamericana.

Con el reportaje Costa Rica: tierra fértil para esclavos, sobre la problemática de la trata de personas, publicado el 2 de julio en el periódico La Nación, Román superó al resto de los nueve estudiantes de cuatro universidades que formaron parte de esta tercera generación.

Esta es la segunda vez de tres ediciones que nuestra casa de enseñanza ve ganar a uno de sus estudiantes. En la primera convocatoria, Bernardo Montes de Oca, quien cursa el bachillerato en Periodismo, se llevó el primer lugar con el reportaje ¿Podrá el Gobierno de Solís calmar la sed de Guanacaste?, publicado por el medio digital La Voz de Guanacaste.

Esta vez, los destacados periodistas Kattia Bermúdez, Hässel Fallas y Juan Pablo Carranza, integraron el jurado responsable de evaluar los trabajos periodísticos de los estudiantes.

“Aporta casos y contextos, desarrolla el tema con sensibilidad y profundidad en un buen uso del reportaje interpretativo. También aporta un elemento vital: desvela que la solución del problema se pierde en el entramado burocrático institucional”, precisó el jurado en su valoración, y añadió que el reportaje tiene contenidos muy depurados que demuestran conocimiento de lo audiovisual, así como el aprovechamiento de distintas plataformas para informar y formar al mismo tiempo.

“Estoy contento con la enseñanza que recibí en la San Judas. Y claro que se siente cuando uno está enfrentando el reto de hacer un reportaje. Uno se acuerda de la frase de un profesor o de tal clase en específico. Yo me acordé de Froilán Escobar, de Óscar Ureña, de Andrey Araya, por ejemplo. Son profesores que estuvieron presentes y que me influyeron en diferentes aspectos, hasta en la manera de escribir”, afirmó José Pablo.

El “Team” San Judas

Los cinco participante de la San Judas, en el orden usual: Nathalia Ramírez, Valeria Navas, Ayleth Álvarez, José Pablo Román y Armando Quesada.

Los cinco participante de la San Judas, en el orden usual: Nathalia Ramírez, Valeria Navas, Ayleth Álvarez, José Pablo Román y Armando Quesada.

 

Pero el ganador no fue el único representante de la San Judas. Valeria Navas, quien cursa el bachillerato en Periodismo, elaboró el reportaje Cultivo de piña quiebra los escudos contra cambio climático, publicado en Semanario Universidad.

Navas, quien obtuvo la segunda mejor calificación después del ganador, se atrevió a tocar un ángulo nuevo sobre el tema de las empresas piñeras. “El gran reto fue buscar un enfoque diferente en un tema tan tocado en el país. Con mi mentor, Diego Arguedas, llegamos a la conclusión de que nunca se había abordado la incidencia en el cambio climático del cultivo de la piña”.

En su trabajo La Agricultura: un oficio sin herederos , publicado también en Semanario, Armando Quesada apuntó hacia la difícil realidad de una ocupación vital para la seguridad alimentaria de cualquier país, pero que en Costa Rica tiene un futuro incierto ante la reticencia de los jóvenes de dedicarse a cultivar la tierra.

Nathalia Villalobos cursa actualmente la licenciatura en Comunicación de Masas en la San Judas y es, además, bachiller en Ciencias Políticas de la Universidad de Costa Rica. En su reportaje Turismo en el Golfo Dulce: entre la conservación y el desarrollo, publicado en CRHoy.com, confronta al público lector con la disyuntiva que viven los pobladores de Golfo Dulce en la Península de Osa: ¿puede coexistir el crecimiento turístico de la mano con la protección de los recursos naturales?

Otra de nuestras estudiantes, Ayleth Álvarez, no se amilanó ante el polémico tema que escogió. En el reportaje Sólo 4 de cada 100 transexuales logran ganar secundaria, que se publicó en el mismo medio digital, nos presenta un hallazgo: en este país, los transexuales no solo se ven excluidos del mercado laboral, de sus familias, sino también del sistema educativo, lo que limita aún más sus posibilidades de alcanzar una adultez plena.

Cada uno de ellos coincide en que su paso por Punto y Aparte les dejó un gran aprendizaje, pero que lo aprendido hasta ahora en la San Judas Tadeo les dio las armas para afrontar la exigencia de una investigación rigurosa y un reporteo intenso como el que tuvieron que realizar para este programa.

El reportaje ganador

DSC_0485

José Pablo Román es un estudiante que no deja de hacerse preguntas para satisfacer las dudas que se le atiborran en el pecho. Su mirada tiene el sello interrogativo del inconforme. No le molesta admitir que es obsesivo y exigente consigo mismo. Yanancy Noguera, directora de Punto y Aparte, bromeó en la premiación sobre los que le enviaban mensajes de WhatsApp a media noche, al tiempo que lanzaba su mirada hacia ese joven desgarbado y de barba profusa que, unos minutos después, recibiría su diploma como ganador de la tercera generación.

“Creo que uno de los principales hallazgos de este reportaje es algo que pareciera obvio, pero de lo cual no se reflexiona mucho al respecto: el crimen organizado no tiene trabas burocráticas, puede mover millones de dólares en cualquier momento, mientras que los países tienen que pasar por una infinidad de trámites para aprobar un solo proyecto que intente lidiar contra las organizaciones criminales”, dice José Pablo mientras lo entrevisto en la soda de la U.

La trata de personas era un tema que Yanancy Noguera quería ver desde la primera edición de Punto y Aparte. Cuando se lo sugirió a nuestro estudiante, este asumió el reto pensando en la trascendencia que podría tener inclusive para futuros periodistas que deseen investigar el fenómeno en nuestro país.

“En Costa Rica es un tema casi inexplorado por el periodismo. No me metí con el crimen organizado directamente, porque para eso se requiere un antecedente, analizar la información que hay al respecto y cómo afecta el hecho de que haya tan poca. Por eso quería dejar este antecedente, una base para que otros periodistas puedan meterse más de lleno en el fenómeno”.

Una de las principales afectaciones de esta falta de información, según nos desvela el reportaje, es la ignorancia de la población con respecto al tema. Muchas veces las mismas víctimas no saben que están siendo sujetos de trata de personas, entonces se ven incapacitadas para siquiera denunciar su propia situación.

 “Por dicha pude conseguir a una víctima, gracias a la inesperada ayuda de una amiga. Pero las otras historias tuve que armarlas basado en la revisión de expedientes”, dice José Pablo con la sagacidad periodística que la experiencia le dejó.

En el dictamen del jurado se dice que el reportaje demostró un buen manejo del discurso interpretativo. José Pablo considera fundamental la formación de la San Judas como base para afrontar este tipo de retos.

“En el curso de Periodismo Interpretativo uno aprende a ir más allá del hecho, del “qué pasó” y explorar qué es lo que rodea a ese acontecimiento, brindarle contexto al público para entender la realidad. De hecho, hay una parte del reportaje que siempre defendí y que no salió en la edición impresa, pero sí en la digital: lo que llamo las cifras escondidas. Es esa parte en la que me pregunto en qué afecta la falta de estadísticas, de seguimiento, a las estrategias de gobierno para atacar esta problemática, lo cual es muy propio del discurso interpretativo”.

Reconocimiento a los participantes

Los cinco participantes de esta tercera convocatoria fueron invitados a la última reunión de docentes de la carrera de Periodismo, en la que la doctora Helia Betancourt, rectora de la San Judas y el magíster Froilán Escobar, decano de la facultad de Periodismo y Comunicación, les otorgaron un diploma como reconocimiento por su destacado papel.

“Me parece que es muy importante el acuerpamiento que dan la institución y sus profesores, que siempre tienen una actitud de apertura y de apoyo hacia los estudiantes. Ellos siempre están ahí para solventar cualquier duda y brindar un consejo”, dijo José Pablo.