Ministra de Comunicación de la República impartió clase inaugural en la Universidad San Judas Tadeo

Nancy Marín Espinoza ofreció una charla magistral sobre desinformación y “fake news” para dar inicio al ciclo lectivo 2020 de la Facultad de Comunicación.

Tomás Fonseca, Periodista Universidad San Judas Tadeo

_STE1783

Nancy Marín Espinoza exponiendo sus ideas en el auditorio de la Universidad San Judas Tadeo (Fotos: Producción Audiovisual Universidad San Judas)

Como ya es tradición en la apertura del telón de cada cuatrimestre de la Universidad San Judas Tadeo, impulsada por la Facultad de Periodismo, se brinda una clase magistral de jerarquía. Tal como expresó el sub-director de la carrera Óscar Ureña, “la visita de figuras relevantes que aporten nuevos conocimientos y experiencias para la formación profesional” y el quehacer académico de la comunidad universitaria ha sido una constante destacada y esta oportunidad no fue la excepción.

La invitada fue la Ministra de Comunicación de la República, la Magister Nancy Marín Espinoza, licenciada en Comunicación Colectiva y licenciada en Derecho, ambas de la Universidad de Costa Rica (UCR) y con una maestría en Derechos Humanos de la Universidad Estatal a Distancia (UNED), entre otros atestados.

Su participación otorgó un aporte cualitativo para los presentes, no sólo por su investidura, sino sobre todo por su capacidad profesional y su amabilidad.

Camina con la dosis justa de impronta y sencillez por el escenario del auditorio hasta llegar al atril donde el micrófono la espera con ansias. Lo quita de su soporte y lo transforma en una extensión de su mano para poder transitar fluida y cálidamente, ya no por la tarima, sino a la altura de sus espectadores.

Sonríe, saluda y sin rodeos ni prolegómenos entra en tema, que “no solo es actual sino también sexy”, haciendo referencia al tópico de su exposición: Desinformación, fake news e incidencia en la calidad democrática.

DSC_0020

La comunidad académica se congregó para escuchar e interactuar con la Ministra de Comunicación (Fotos: Producción Audiovisual Universidad San Judas)

Bajo la atenta mirada de una gran concurrencia de estudiantes, profesores y autoridades de la universidad, destacándose Berman Siles Ortega, autoridad académica, el decano de la Facultad de Periodismo y Comunicación, Otto Vargas, el director de la carrera Leonardo Roque y el anteriormente mencionado subdirector Óscar Ureña, la Ministra caminó el duro terreno de explicar cómo la desinformación y las noticias falsas se gestan, circulan y se difunden fundamentalmente por las redes sociales, pero tienen incidencia y efectos en la realidad material.

Un fantasma que siempre existió pero que hoy recorre el mundo como nunca antes gracias a la inmediatez de las comunicaciones digitales está intentando socavar la calidad democrática de los estados, como así también la informativa. Las noticias falsas, que como lo expuso Otto Vargas, en 2017 fue elegida como la palabra del año por el diccionario Collins, ha tomado el centro de la escena.

Desde este contexto, Nancy Marín Espinoza puntualizó cómo a través de las fake news se promueven discursos de odio. Y que en Costa Rica esto ocurre principalmente apuntando a los más vulnerables, donde migrantes y refugiados, sobre todo nicaragüenses, son los más atacados.

Además, señaló el mayúsculo desafío para las instituciones gubernamentales que implica la inmensa marea de desinformaciones (intencionadas) que se mueven a ritmo trepidante por las redes sociales, espacio donde se da el mayor consumo de informaciones con la particularidad del efecto burbuja.

Reconoció que los marcos regulatorios actuales han quedado excedidos ante esta coyuntura y que, por ende, el sector público debe poner el foco en trabajar para desarrollar la confianza de la ciudadanía.

Según la funcionaria, la manera idónea para hacerlo, es que exista la trazabilidad de la información y que la sociedad pueda tener los datos a la vista, de forma permanente, y con fácil acceso. Ante el panorama de fake news, su postura es que la batalla debe darse con la transparencia institucional como bandera.

También agregó lo indispensable de incluir dentro de este bagaje herramental la educación, en el sentido amplio de la acepción, y en particular sobre la verificación de la información.

A modo de cierre de su oratoria, la Ministra hizo especial énfasis en que la información y lo falso van por los mismos canales, teniendo los comunicadores un enorme reto y responsabilidad como poseedores de los recursos para discutir estas cuestiones y construir informaciones veraces y de nivel.

Tras el nutritivo conversatorio, hubo un amplio y enriquecedor espacio para la interacción con el público. Preguntas, comentarios y sugerencias manifestadas con entusiasmo fueron atendidas y debatidas por la Nancy Marín Espinoza en un intercambio de alto vuelo periodístico, intelectual e informacional.

Luego, Otto Vargas hizo entrega de un reconocimiento institucional como agradecimiento a la Ministra por su participación y sus aportes en la clase inaugural del primer cuatrimestre del 2020.

DSC_0063

Autoridades universitarias entregan reconocimiento a la Ministra de Comunicación (Fotos: Producción Audiovisual Universidad San Judas)

Con su sonrisa amplia y natural, Nancy Marín Espinoza se despidió de los concurrentes, al menos desde el micrófono, ya que, al finalizar, varios saltaron rápidamente de sus asientos para saludarla y sacarse fotos con la máxima exponente gubernamental en materia de comunicación y a la vez, colega.

El auditorio paulatinamente comienza a silenciarse. Pero aún quedan las sonoridades del debate, de los interrogantes y de los desafíos a los cuales los y las periodistas deben enfrentarse en esta coyuntura de noticias falsas y desinformación. La cuales se gestan y se difunden por las redes sociales, pero impactan y erosionan la democracia, las instituciones y el día a día de las sociedades.