Periodistas admiten desconocimiento en el manejo de temas de violencia de género

Por Ruth Torres para 4Ojos

Pasa de la medianoche; la fuerte lluvia rompe el silencio de los fríos pasillos y salones del hospital San Juan de Dios, testigos del drama humano que tiene lugar en ese sitio. Georgina apenas logra abrir sus ojos; la inflamación resultante de los golpes recibidos no cede. Las marcas de dientes permanecen en sus senos como testigos del horror que ha vivido.

Los moretones en todo su cuerpo, en especial en sus muslos, exhiben la violencia con que fue atacada. Necesitó 54 puntadas para reparar el daño causado en sus partes íntimas: tres sujetos le insertaron picos de una botella de vidrio durante la violación.

Esta joven, de apenas 19 años, vivió los horrores de una violación sexual cuando salía de un bar en el centro de San José.  Como si fuera poco, días después tuvo que enfrentarse al señalamiento social por la noticia publicada en un diario de circulación nacional.

Este señalaba que la víctima del ataque estaba en estado de ebriedad y, probablemente, drogada.  Al final de la nota, el comunicador apuntaba a que ella había propiciado el ataque. Para Georgina, el periodista, además de normalizar el hecho, parecía justificarlo.

Este comportamiento es recurrente; Georgina no es la única mujer que ha vivido esta situación. Por falta de capacitación en el tema, muchos medios de comunicación no hacen un abordaje correcto de la noticia, según da cuenta una encuesta efectuada por este medio mediante la plataforma digital docs.google.com/forms.

Participaron  53 periodistas y de ellos más del 77.3% de los consultados aseguran no haber recibido ningún tipo de formación en el tema. Los resultados dejan en evidencia la posibilidad de un tratamiento mediático inadecuado de esta problemática. No obstante, la mayoría de los entrevistados dijeron estar dispuestos a recibir capacitación.

“Cabe resaltar que algunos medios no necesariamente contratan periodistas colegiados desde que la Sala Constitucional dijo que cualquiera puede ser periodista y que no necesita ir a un aula universitaria ni tener un título para ejercer la profesión.  A partir de esto, un gran número de personas inescrupulosas han ingresado al gremio y no les ha importado capacitarse para dar un tratamiento profesional de la información”, comentó Patricia Gómez Pereira, vicepresidenta del Colegio de Periodistas (COLPER).

Según datos suministrados por el Observatorio de Violencia de Género y Acceso a la Justicia del Poder Judicial, el año 2019 cerró con un total de 45.962 denuncias por violencia doméstica. El tema fue abordado por la prensa con frecuencia. 

Otro ejemplo de violencia de género quedó en evidencia durante las pasadas elecciones municipales. Ver nota:  Mujeres enfrentan violencia y amenazas por aspirar a cargos públicos. Yensy Herrera Vega, Coordinadora del Área de Ciudadanía Activa del Instituto Nacional de las Mujeres (INAMU), comentó que prácticamente a lo interno de todas las agrupaciones políticas las mujeres deben justificar sus capacidades y conocimientos para poder ocupar un puesto elegible en las papeletas o ejercer un cargo.

Sumado a ello, deben hacerle frente al acoso generado en las redes sociales. Vea nota:”Mujeres enfrentan violencia y amenazas por aspirar a cargos públicos”.

Reto periodístico

En cuanto a la figura del femicidio, el mayor reto de los comunicadores del país tiene que ver con el abordaje que hacen de las víctimas y sus familiares. Así lo vivió en carne propia Georgina.

“Yo fui violada dos veces y eso marcó mi vida”, concluyó esta joven.