Viaje a la retina

 

Una clase no presencial sobre el ojo humano, su estructura, sus enfermedades y la forma de tratarlas fue impartida desde España por Jaime Campos Pavón para estudiantes de la Universidad San Judas.

Por Fernando Francia para 4ojos

Imagine que puede hacer un viaje, pero un viaje especial. Podrá ver desde dentro un órgano esencial para admirar las bellezas del mundo y elemento central de los sentidos.

Un viaje a la retina, al ojo humano. Imaginemos, pues, que el ojo humano se ve enorme, que cabemos en él y que descubrimos capa a capa su estructura. Ese fue el planteamiento que realizó Jaime Campos Pavón, licenciado de Medicina y Cirugía con especialidad en oftalmología, de la Universidad Alcalá, en España.

La clase magistral, pero participativa, brindada por medio de la plataforma Zoom y que cualquier interesado puede ver ahora colgada en Facebook (https://www.facebook.com/watch/live/?v=744764049390682&ref=watch_permalink),se brindó a más de 100 estudiantes de oftalmología ávidos por afianzar sus conocimientos o refrescar algunos olvidos.

Justamente el doctor Campos insistió en que en las facultades suelen enfocarse en la memorización de los conocimientos y que, tras los exámenes, esos conocimientos se esfuman. Campos es presidente del Grupo AMIR, que tiene una alianza estratégica con la Universidad San Judas Tadeo y que ha generado un método de aprendizaje para la realización de exámenes especializados para optar por diversas trayectorias profesionales en España.

El experto sugirió que no se deben memorizar conocimientos, sino que hay que entender las enfermedades. «Es una filosofía AMIR cuando uno entiende las patologías es mucho más fácil estudiárselas y conservar el conocimiento más allá del examen: a la práctica profesional y al resto de su vida laboral”.

Jaime Campos Pavón es licenciado en Medicina y Cirugía en 2003 con especialidad en oftalmología y mención cumlauden por unanimidad de la Universidad Alcalá, España. Además, es parte de la dirección de Inserción de Retina Médica y Quirúrgica y Miembro de la Sociedad Española de Retina y Vitro (agregar https://serv.es/)y es asesor médico de importantes compañías farmacéuticas

Pero volvamos al viaje. Para entender la anatomía del ojo, viajamos, y como si entráramos en una habitación, entramos al ojo. «Quiero que te ubiques dentro del ojo», le dijo Campos a un estudiante en la sesión de Zoom. «Hay una capa externa que es circular, que se llama esclera: lo blanco. Pero si todo fuese blanco, no veríamos nada. Entonces lo blanco en su parte anterior se especializa en un tejido de color transparente que se llama córnea. Por dentro, pegada a la esclera, está la úvea, que está dividida en tres partes (iris, cuerpo ciliar y coroides). A su vez, dentro está la tercera capa: la retina», explicó con gráficos.

Además de esas tres capas, hay tres cavidades. Las cavidades son cámara anterior, cámara posterior y la cámara vítrea.

Esos elementos de la anatomía del ojo, son el espacio de nuestro viaje. Allí, tal como si entráramos en una habitación, podemos, en nuestro viaje imaginario, ver el ojo por dentro y analizar, entendiéndolas, a las enfermedades o patologías del ojo.

 

¿Por qué el profesor y doctor Jaime Campos quiso que entendiéramos su clase como un viaje? Porque así podemos entender lo que pasa dentro, imaginándonos allí rodeado por las capas esclera, úvea y la retina, analizando los principales problemas que reportan los pacientes.

Si entráramos en esa «habitación» y viéramos que del cielorraso, el techo, se desprende una parte, entenderíamos por qué algunos pacientes reportan «como una mosca» que aparece y desaparece y cómo tratar un «desprendimiento de vítreo posterior», es decir, que se cae una parte del techo y queda flotando en la cavidad, en el espacio que estamos visitando.

Así, sucesivamente, Campos explica de qué se trata un «desgarro» y un «desprendimiento de retina» cómo lo reportan los pacientes, cómo se diagnostica y qué tratamiento debe darse.

Con imágenes cercanas a la comprensión de las personas, la explicación llega directamente al entendimiento de los estudiantes, explica el médico.

El viaje continuó con la explicación de la retinopatía diabética y la degeneración macular asociada a la edad. Gran parte de la clase, los estudiantes se encontraron a sí mismos dentro del imaginario ojo gigante, y vieron de primera mano los problemas que pueden enfrentarse ante patologías de la vista.

Con esta clase a distancia de poco más de una hora, Campos, médico y profesor, dio una muestra a estudiantes de diferentes partes del mundo de lo que se puede obtener tanto en las distintas sedes de AMIR (México, Chile, Ecuador, República Dominicana, Costa Rica y Europa) para preparar profesionales en medicina.

AMIR se caracteriza por ofrecer una capacitación personalizada con expertos de alto nivel académico de todas las áreas de las Ciencias de la Salud con la capacidad de adaptación a las necesidades y los requerimientos que tienen los estudiantes y de diversas universidades. La Universidad San Judas Tadeo y sus estudiantes se beneficia directamente de esas herramientas con su colaboración con AMIR.

Así lo reconoció el rector de la Universidad, Berman Siles. Para él la colaboración entre AMIR y la Universidad San Judas Tadeo es uno de los pilares de la actualización que viene implementando la Universidad en los últimos meses. Para el rector de la Universidad Federada San Judas Tadeo, Berman Siles, la competitividad futura ya no será solamente por el tamaño del campus, sino por la aplicación de las tecnologías a los propósitos educativos y la calidad de enseñanza. La competencia estará dada por “la capacidad de responder adecuadamente con la tecnología de modo que permita cumplir con la calidad requerida”, aseguró Siles.

Campos explica el método AMIR como una filosofía. “Es trasformar la manera de enseñar.  Se puede enseñar las cosas de manera distinta a lo que estamos acostumbrados, de manera que la gente lo entienda para que puedan reflexionar sobre ello. Cuando uno lo entiende (y no se lo memoriza) es mucho más fácil completar el conocimiento», enfatizó Campos.

“A partir de ahora, dijo a los más de 100 estudiantes conectados a su clase,»ustedes pueden leer libros complejos, pero habiendo entendido de manera diferente les resultará más sencillo esos temas complejos».

El director de la Escuela de Medicina de la Universidad San Judas Tadeo, Daniel Pérez, fue el anfitrión de la clase y presentó, al inicio, al profesor y médico especialista Jaime Campos.
Para Pérez, el método AMIR es de gran beneficio para los estudiantes que ahora podrán ver de forma distinta la propia carrera que les apasiona: medicina.

Pérez concuerda con Campos en que la medicina debe enseñarse de forma distinta a la mayoría de las universidades tradicionales. «Tenemos que transmitirles a los estudiantes la pasión, fuera de la automática memorización. Campos ha mostrado que se puede conversar sobre temas complejos y elevados de manera sencilla y amena», afirmó Pérez.

Al finalizar la clase, Campos afirmó que se debe cambiar la forma de dar clases en Medicina y eso es parte central de lo que hacen en AMIR y en las Universidades con las que colaboran. «Mucha gente que estudia medicina se desmotiva en las carreras; la memorística hace que sea muy difícil que la medicina te apasione, la filosofía en la Universidad es hacerlo de una manera distinta, para que se les apetezca profundizar el conocimiento y debería ser una manera de acercarse a las enfermedades y a las asignaturas que estudian», concluyó Campos.

Para los estudiantes de la Universidad San Judas Tadeo en Costa Rica y a toda la comunidad de AMIR en diversas partes del mundo, durante estos meses de confinamiento por la pandemia de la enfermedad COVID-19 estarán disponibles en la aplicación de la Universidad contenido y conocimiento médico de forma gratuita durante: manuales, libros, clases, y todo tipo de material para continuar su aprendizaje y «que el confinamiento sea lo más llevadero posible», dijo Campos.