Carlos Roverssi: el hombre detrás de las campañas que llevaron al poder a Figueres y Chinchilla

Julián Ramírez para 4Ojos

Fue un llamado de urgencia que recibió de la misma Presidenta de la República, Laura Chinchilla Miranda. Lo necesitaba en Casa Presidencial para que reemplazara al saliente ministro de Comunicación. Las llamas de un escándalo golpeaban la imagen de la primera mujer en ser presidenta del país. Era un S.O.S que no podía dar más espera, y más cuando era el segundo ministro de Comunicación en salir por la puerta de atrás de la administración Chinchilla Miranda.

No lo pensó mucho. A pesar de que el ambiente estaba caliente y de que probablemente iba a ser el próximo en ser linchado por una sociedad costarricense bastante «cabreada»  –y eso sin contar con los adversarios políticos que no daban tregua–, decidió enfrentar el desafío: tomar el cargo de ministro de Comunicación.

Hablamos de Carlos Roverssi, exalumno y catedrático con más de 20 años de impartir lecciones en la Universidad San Judas. Su huella es extensa: desde ser el director del periódico escolar “La Voz de Estudiante”, en el Liceo Rodrigo Facio, hasta diseñar las campañas de los expresidentes José María Figueres y Laura Chinchilla.

Sus genes periodísticos, asegura, vienen de sus abuelos, ambos periodistas. Uno fue férreo opositor de la dictadura de los Tinoco, mientras que el otro destacó en su lucha contra Somoza en Nicaragua. “Es algo genético”, manifestó.

Su primera entrevista en el campo político fue a Miguel Ángel Rodríguez. Recuerda que pese a no tener muchas ganas de incursionar en esa área del periodismo, fue presionado por el entonces director del diario la República, Yehudi Monestel, para que entrevistara al entonces precandidato presidencial por el Partido Unidad Social Cristiana.

“La entrevista empezó tensa porque los políticos averiguan primero quién los va a entrevistar, y yo no tenía la experiencia ni tampoco compartía su ideología partidaria. A medida que fue avanzando la conversación, se fue suavizando el expresidente y pasó a buenos términos. Hasta el día de hoy seguimos siendo amigos”, dijo.

Su carrera le ha dejado valiosas lecciones: ser sincero consigo mismo (respetar los criterios personales) y ser agresivo pero no con el entrevistado, sino en busca de la verdad.

Roverssi es abogado de profesión. Aclara que entre ser abogado y periodista, sin duda esta última es la que más le apasiona. Manifiesta que no ejerció el periodismo como quería. “Hubiese querido cambiar algunas cosas de mi vida y tener más tiempo para dedicarme al periodismo activo; hacer más reporterismo que es el más bonito de todos. Ya con la edad y con los compromisos, ejercer esa parte del periodismo es difícil”.

Si bien ve de lejos poner en practica esa área del periodismo, siempre está investigando y nutriéndose de nuevos conocimientos y tendencias. “Ahora estoy centrado en aprender en el manejo de Big Data y en cuáles son los mecanismos de comunicación del siglo XXl.  Todo esto para entender cómo hacer comunicación más efectiva en los tiempos actuales”, señala.

Sin duda Carlos Roverssi es un patrimonio de la Universidad San Judas. Su experiencia y sobre todo sus ganas de compartir conocimientos están siempre disponibles para todo el estudiantado.