Pandemia cambió el rumbo de las universidades: nuevas tecnologías e innovadores métodos de enseñanza

Para Alí Dinarte, profesor de Nuevas Tecnologías de la Comunicación, esta crisis no ha sido tan dañina para la educación. Considera que los estudiantes se están adaptando rápidamente porque son“nativos digitales”

Por Julián Ramírez García para 4Ojos

Los viajes de Benjamín Blanco a la universidad tuvieron que suspenderse de manera forzosa debido a la crisis del nuevo Coronavirus. Viajar entre San José y Esparza (lugar de residencia de Blanco) demanda una hora y 43 minutos. Por temas de logística, este estudiante de la Universidad San Judas Tadeo se quedaba en un lugar en San José para evitar la “viajadera” a su lugar de origen. Con el cambio de la “antigua normalidad”,  algo positivo ha ocurrido en su caso: recibir las clases virtuales desde su hogar.

Esta “nueva normalidad” también ha obligado a las universidades a reinventarse frente a una pandemia que tuvo el potencial para alterar a la humanidad: 387.000 muertes alrededor del mundo (según las cifras de la Organización Mundial de la Salud a principios de mes), 10 de ellas en territorio nacional.

Para José Mario Guzmán, profesor de Periodismo Televisivo de la Universidad San Judas Tadeo, la pandemia ha generado que los estudiantes exploren nuevas tecnologías y a su vez que sean más independientes a la hora de comunicar. La implementación de herramientas como el Mobile Journalism (MOJO) o periodismo móvil, que consiste en utilizar un smartphone para filmar, producir, editar y distribuir historias, ayuda a que los estudiantes se familiaricen con estas nuevas tecnologías.

“Esto contribuye enormemente al aprendizaje porque cuando están en la universidad haciendo las prácticas, no siempre hacen de todo al momento de generar una noticia. En este caso y con la tecnología a la mano, construyen la noticia desde cero; hacen el oficio del periodista: filman y editan ellos mismos la información. Con esto le estamos dando herramientas a los estudiantes para que sean independientes”, señala Guzmán.

Para Alí Dinarte, profesor de Nuevas Tecnologías de la Comunicación, esta crisis no ha sido tan dañina para la educación. Considera que los estudiantes se están adaptando rápidamente porque son“nativos digitales” (con edad promedio entre 18-25 años): se conectan rapidísimo, saben dónde subir los trabajos, manejan muy bien las plataformas. “Para ellos es muy fácil” concluye.

Actualmente una de las plataformas utilizada para impartir las clases es Teams, de Microsoft, la cual permite conectarse desde cualquier lugar, crear canales de comunicación como chats, videoconferencias, acceso a contenido y Office Online, entre otros.

La accesibilidad es una ventaja que tienen los estudiantes al momento de conectarse para las clases, esto porque pueden hacerlo desde su celular o bien desde una computadora. El problema a veces,  según comenta Gabriela López, profesora de actuación, es que se depende de una buena conexión a Internet porque a veces “se cae” y hay interrupciones durante la clase. “Se congela la imagen y se corta la comunicación; con esto se pierde el ritmo de la lección”, comenta López.

Como todo proceso nuevo y experimental, Benjamín Blanco ha tenido varios contratiempos durante las lecciones, como tener en completo desorden su habitación y que quede expuesta frente a sus compañeros, o bien alguna incursión de la familia.  Cuenta que una vez estaba haciendo una exposición frente a toda la clase y su abuelo se paró detrás de él para observar qué estaba haciendo. “Obviamente eso me desconcentró y me hizo sentir avergonzado frente a toda la clase”, afirma el estudiante.

Si bien no deja de reconocer que le hace falta tener al profesor al frente, de manera física, es claro en decir que la comunicación con los docentes ha sido buena. A través deWhatsApp o por correo electrónico, los profesores han estado atentos para resolver dudas sobre la materia.

“Personalmente siento que este cuatri ha sido bastante provechoso.  A pesar de la pandemia, estoy recibiendo varios cursos que me están ayudando a darle forma a mi proyecto, que es un medio digital, y todo esto me va a ayudar a lanzarme al agua”, concluye el estudiante.